Imprimir

Alianza de responsabilidad social espera sistema de certificados para fines de 2017

Ahifores logo indexLa Alianza Internacional de Productores de Frutas y Hortalizas para Promover una Industria Socialmente Responsable (AHIFORES) está acercándose a su meta de establecer una amplia certificación para elevar el nivel de vida de los trabajadores agrícolas de frutas y hortalizas de México.

La Alianza se formó poco después del informe de investigación “Producto de Mexico” del diario Los Angeles Times, aunque el cofundador Mario Flores indicó – anteriormente – que su formación estaba en camino antes de esa publicación.

La directora de AHIFORES, Aimée Núñez, conversó con Portalfruticola.com y comentó que la organización, en su tercer año, ha visto algunos ejemplos muy claros de progreso en el sector.

Ella dijo que el más significativo de éstos es el desarrollo de una certificación conjuntamente con la ONG México Calidad Suprema, descrita como “distintivo” en español que traduce como insignia o un sello.

“Hemos estado trabajando en el certificado por unos meses y tiene el objetivo de elevar la calidad de vida del trabajador a través del cumplimiento”, dice Núñez.

“Hicimos un punto de referencia de las normas internacionales y el cumplimiento de la legislación mexicana para revisar a fondo una serie de criterios y estándares.

Un tema clave planteado en el artículo de Los Angeles Times – aparte de casos de explotación y trabajo infantil – era la conducta de tiendas independientes de compañías, conocidas como “tiendas de raya”, que cobraban a los trabajadores precios altos por los bienes y alimentos cotidianos.

“Específicamente no tenemos eso en un proyecto, lo que estamos trabajando son proyectos más integrados que abarcan el problema en sus raíces”, responde Núñez cuando se le pregunta sobre las tiendas.

“Los cultivadores tienen que cumplir con varios requisitos en sus actividades productivas, como asegurar el bienestar laboral, no sólo con el trabajo, sino también con la infraestructura, la educación, la alimentación y la vivienda, y el tema de las tiendas de los productores también es parte de estas cuestiones.

“El productor tiene que cumplir con la ley y el trabajador siempre se beneficiará y no estará expuesto a ese tipo de circunstancias, eso es lo que AHIFORES hace en este proyecto”.

Así que en otras palabras, ¿la certificación será capaz de proporcionar una garantía contra ese tipo de abusos?

“Sí, así es”, responde.

“Otra línea estratégica que tenemos es apoyar a nuestro sector en temas específicos que presentan un riesgo, por ejemplo en el trabajo infantil, la seguridad social, el tema de la vivienda y el tema de la seguridad física de los trabajadores, para poder coordinar esfuerzos a través de alianzas estrategias para apoyar a nuestros miembros – estas cosas son esenciales. “

Mientras que las normas de responsabilidad social pueden verse bien en el papel, las preguntas a menudo surgen en torno a las prácticas de auditoría y cómo se aplican en realidad.

“AHIFORES es una alianza que promueve la responsabilidad social, no tenemos mecanismos de auditar o castigar a los miembros porque no somos una autoridad para llevar a cabo ese tipo de acciones”, dice Núñez.

“Sin embargo, en la certificación se contempla un proceso de consultoría técnica para que las empresas cumplan no sólo con la ley, sino con las normas internacionales”.

“Las autoridades que corresponden a cada uno de los temas pueden estar a cargo de la auditoría o sanción de los productores que no cumplan”.

Añadió que la alianza también está trabajando con las asociaciones de la industria estadounidense United Fresh y la Produce Marketing Association (PMA) en su propuesta de carta ética.

“El mayor desafío es concientizar a la industria y entrar en el gobierno, las asociaciones y los productores, para hacerles conscientes de que tenemos un camino por recorrer y resaltar la importancia de implementar prácticas de bienestar laboral en las empresas”.

En el proceso de su trabajo, Núñez dice que ha tenido el placer de conocer a trabajadores y familias que se han beneficiado de los tipos de programas de responsabilidad social que AHIFORES está tratando de difundir.

“Hace un par de semanas estaba hablando con mujeres trabajadoras en el norte del país, y me llamó la atención que eran la tercera generación que trabajaba en la compañía que yo visitaba”.

“La mayor satisfacción de estas mujeres es que tenían una calidad de vida que les permitía dejar un legado para sus hijos y educar a sus hijos”, dice, agregando que esto incluye la propiedad de sus tierras y los ahorros”.

“Y una vez educados, también puedes trabajar para la empresa, lo que demuestra la rentabilidad que tiene y el retorno, social y económico, que puede tener una empresa con un negocio socialmente responsable”.

Alcance de la industria

Las publicaciones anteriores de AHIFORES han reportado que la asociación representa el 90% del sector, sin embargo, las cifras oficiales ahora representan el 80%. Independientemente, Núñez espera que la membresía aumente en los próximos años a medida que se desarrolle el programa de certificación.

“Al final de este año estaremos entregando las primeras certificaciones, y eso ayudará a hacer crecer nuestra membresía, porque más compañías se acercarán a nosotros para fortalecer su trabajo en responsabilidad social”, dice.

“Este sector ha crecido mucho en los últimos años y en 2016 tuvo ingresos de US $ 9.500 millones, y tenemos un impacto en aproximadamente 1.4 millones de empleos para el trabajo agrícola en México, lo que nos da una dimensión de alcance en AHIFORES.

www.portalfruticola.com

29 Mayo 2017